PRESENCIA DE LA RED CACAOTERA EN COLOMBIA
NODO CARIBE: Norte de Bolívar, Sucre, Magdalena y Guajira.

Nos caracterizamos por la Diversidad sociocultural.
Somos un compartir de conocimientos entre los productores étnicos, afrocolombianos y campesinos, con el fin de empoderarnos y ser sostenibles a nivel económico, productivo, empresarial, social y ecológico.

Nuestro nodo también posee un enfoque turístico muy importe donde se mezcla el cacao con la fauna, flora y los hermosos paisajes de la región. Nuestro Cacao de la Sierra Nevada cuenta con una alta calidad genética diferenciada por tonos exóticos, florales y cítricos.

NODO CATATUMBO: Norte de Santander y Cesár

El cacao del Catatumbo crece entre la biodiversidad y riqueza hídrica mediante sistemas agroforestales de pequeños cacaocultores que han sufrido las consecuencias de la violencia y el desplazamiento y apuestan por este emprendimiento productivo como el medio de pertenencia, cohesión y desarrollo social e inicio a través de la restitución de cultivos y la construcción de una nueva vida que contribuya a la generación de paz en el territorio.

NODO NOROCCIDENTAL: Chocó, Antioquia y Córdoba.

Trabajamos Almendras de cacao especial,  con atributos ambientales, sociales, étnicos organolépticos y manejados bajo estándares de  buenas prácticas agrícolas BPA. Algunas de nuestras organizaciones cuentan con sellos de calidad como: Flocert, UTZ y orgánico.

Estamos innovando con emprendimientos hacia la obtención de productos con valor agregado que actualmente cuentan con reconocimiento a nivel regional.

Nuestra preocupación además de ser el generar una actividad productiva rentable para nuestras organizaciones  es la producción bajo sistemas agroforestales amigables con el medio ambiente, las fuentes hídricas y cuencas hidrográficas tan importantes para el resto del país.

NODO MAGDALENA MEDIO: Sur de Bolívar y Santander.

El extenso valle interandino del Magdalena medio es una zona única por su diversidad cultural y por ser el área con mayor producción de cacao en el país.

Es una región comprometida con el cacao como opción de desarrollo sustentable para las organizaciones y productores que buscan incansablemente el mejoramiento de la calidad, la estandarización y trazabilidad de procesos, y el posicionamiento del Cacao Colombiano como fino y de aroma a nivel internacional.

NODO EN PROYECCIÓN: Cauca, Valle del Cauca, Quindío y Risaralda

El extenso valle interandino del Magdalena medio es una zona única por su diversidad cultural y por ser el área con mayor producción de cacao en el país.

Es una región comprometida con el cacao como opción de desarrollo sustentable para las organizaciones y productores que buscan incansablemente el mejoramiento de la calidad, la estandarización y trazabilidad de procesos, y el posicionamiento del Cacao Colombiano como fino y de aroma a nivel internacional.

NODO CENTRO ORIENTE: Boyacá, Caldas, Tolima, Arauca, Caquetá, Meta y Cundinamarca.

Zona con mayor extensión geográfica de la Red Cacaotera y la tercera más productiva, donde las comunidades han encontrado a través del cacao una opción de vida digna y donde la naturaleza ha dotado a los productores de cacaos finos como el originario de Arauca.

NODO SUR: Nariño y Putumayo.

Dentro de este nodo se encuentra una de las regiones con mayor riqueza cultural catalogada como la perla del pacifico por su exuberancia y belleza: Tumaco, de donde provienen cacaos que saben a mar y bosque  tropical, producidos bajo esquemas tradicionales amigables con el medio ambiente y que proveen a este producto de características organolépticas únicas e inigualables.

NODO CENTRO SUR: Vichada, Amazonas, Guainía, Casanare, Vaupés y Guaviare.

La calidez y composición étnica además de la diversidad en cuanto a su oferta productiva, hídrica  y geográfica que comprende parte de la Amazonía, el Macizo y la Llanura del Sur del país, hace de este nodo una región muy singular donde el cultivo del cacao se  desarrolla en sistemas agroforestales amigables con el medio ambiente  y los corredores biológicos, contribuyendo a la  preservación de áreas protegidas,  especies de flora y fauna  nativas y a la conservación de las características organolépticas de los cacaos especiales finos de aroma propias de la región .